Taciturna

Hay incontables cosas, inevitables...

Y aquí me encuentro, escribiendo,

con las manos entumidas,

con los huesos astillados. 

Me preguntan si llegue bien a mi casa... ¿Que puedo responder!?

puedo mentir, puedo escribir la respuesta esperada 

pero, puedo mentirme? 

no puedo mentirle a mi sentir.

 

Hay cosas que son inevitables,

como la nostalgia y la desesperación que empieza a generar tu ausencia,

Hay cosas que son inevitables,

como el amanecer impregnado de ti,

Hay cosas inevitables como el despertar sudando por tu recuerdo,

como el no poder dormir recordando las caricias

Hay cosas que te revuelven las emociones, hay incontables cosas, inevitables...

 

Cuanto deseo que esto sea un mal sueño! 

Pero aun así, aquí me encuentro, no sé si en la espera,

no sé si medio viva o medio muerta pero aun así aquí estoy,

recordando, sus manos y su ritmo cardiaco,

los hoyuelos en sus mejillas y su cabello medio ondulado,

aquí estoy, viviendo el pasado de nuevo en mi mente, por que como escuche una vez algún día;

"El pasado es una historia que nos contamos a nosotros mismos"

 

Aquí estoy, medio descompuesta, pero escribiendo, extrañando,

recordando tu piel y esas incontables manchas,

como si fueras una pieza valiosa llena de cientos de millones de piedras preciosas

Dicen que del amor al odio hay solo un paso pero,

el paso que estoy dando esta mas lento de lo que esperaba,

estoy suspendida en el limbo por la eternidad.

Me quedare en el umbral de mi paso,

me quedare hasta que mi fuego se extinga.

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.