Izandro

Poema II: Idilio

 

No he hallado la forma de encontrarte,

a pesar de haber andado por mil caminos,

han sido tantos surcos sobre la arena,

y marcada huella sobre la arcilla,

que mi paso ha sembrado rosas,

y con ellas las cien espinas.

Me pregunto,

si he de cruzar montañas,

y nadar entre las muchas tierras,

o volar hasta cumbres lejanas,

para abrigar mi esperanza,

y así doblegar calladas penas.

Me pregunto,

si algún día te sentarás frente a mi mesa,

y si acaso veré a tu lado,

caer la lluvia fresca,

para beber de su rocío,

y también de su nobleza.

 Me pregunto, si tus labios,

algún día pronunciarán mi nombre,

y yo sentado frente a tus ojos,

te amaré como ya te Amo,

como suelo Amarte,

aún,

sin conocerte.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.