José Antonio Vilela Medina

Siempre estas

Como la hoja que el

viento surca, anunciando

el fin del estío y la llegada

otoñal.

 

Como el cactus que en el

desierto se mantiene bajo

el rubicundo sol,

sandio y tozudo,

esperando las siguientes lluvias.

 

Así como el agua de los ríos

que nacen en la cúspide de

un nevado y siente la incertidumbre

de su destino.

 

Su alma cual hoja, cactus y

agua, buscan desesperada

el rumbo en esta senda

que es corta y a veces larga.

Comentarios1

  • kavanarudén

    Precioso poema
    Profundo y sentido. Nobles sentimientos versas poeta.
    Esa senda que no sabemos cuán larga o corta será.
    Recibe un abrazo de mi parte
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.