Tyr

Un parrafo de la niebla

Ahi esta! ahi esta! gritaron los cazadores esa noche...

- no le des importancia, es solo un viajero que adorna las calles con pinturas mal hechas y con boca de cuero...

_Pero que tal del otro lado, si lo enviamos a la deriva de sus tentaculos...

 

En ese momento sus ojos se cerraron y la ciudad se volvio a cuadros detras de su mirada, conto de veinte en veinte hasta aglomerar mas o menos trescientos de ellos y

cuando los tuvo ahi, cerro sus manos y una guillotina de luz salio de cada cuadro, cabezas y pedazos de brazos quedaron en el suelo... tiro su vengala de emergencia hacia la 

aldea y la neblina comenzo a llegar preguntado que habia pasado ahi, quien era el artifice de tal cuento, sin importar nada levanto la mirada y exclamo, mi prueba ya esta hecha

quiero viajar sin dejar nunca de respirar y andar sobre el suelo con el legado de mi pasado marcando las calles con mi presencia en medio del sueño de su ausencia...


- Imposible, esas cicatrices en tu mano no puede ser obviadas, prefieres las manos o vivir---

 

_Prefiero servir y declararme artifice de la oscuridad por detras de la niebla de segundo volumen sin que esta tunica nunca se empape mas que dee sangre...

- estas conciente de que una vez dentro nunca habra salida y si la encuentras te pereseguerimos hasta que tu sangre caiga en fria lluvia espantando los espectros.


>Sin lugar a duda esta mano fue marcada y la anatomia complemento la cifra, se corroyeron los bandos y en una tormenta un aliciente de cordura resguardo entre la

  oscuridad por algun motivo que no comprendi en primera instancia y que aun es un secreto para mi, el proximo recuerdo solo fue ver mi reflejo volando sobre alas negras.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.