Arsenio Uscanga

A una ausencia.


Llena mi corazón la llama ardiente de este amor perenne,
que tu partida fue cierta pero me dejo queriendo,
todos aquellos resabios de tu existencia a mi lado,
fuimos viento, fuimos aire y tú ausencia se sostiene.
Alargando el día que en medio de la tormenta,
recuerda lo eléctrico de tus besos,
lo cálido de tus labios,
pinto, bailó, lloro, corro , y el olvido,
se me muestra cuál sonido de corneta.


El canto de la tarde trae tu voz de viento,
perfumado de rosas, fresias y guindales,
robado a las sagradas moradas celestiales
compañía para cruel soledad de mis tiempos
lloran mis ojos y se encabrita el alma,
libera mi pecho un reprimido sollozo,
convirtiendo el corazón en sublime gozo,
que traen tus dormidos besos de calma.
Poeta al atardecer.


Los jazmines me recuerdan tu existencia ahora añorada,
Y el perfume acorazado, hace renacer en mi alma los mimos que sabias brindarme,
Salta mi cuerpo cobarde sobre tu dura ausencia infame,
Sueltan mis ojos su última lagrima dorada.
Y caigo sobre tu cuerpo terso, sobre los lunares que alguna vez te he abigarrado de besos,
¿Cuánta ausencia ha de costarme exculpar estos errores?
Que me someten al vedo de tu infinito universo.
Extrañarte resbalando sobre mi humanidad endeble,
Cuando el amor se apoderaba del sexo y el orgasmo era el premio de estos amantes,
Rozar tu sexo con deseos y cariño, dejando tu sudor en mi una huella indeleble,
Será antaño aquel amor que de el ya ni te acuerdas, será de antes.
Que solo me queda escribirle a una ausencia,
Resignado y al borde de la demencia.


¿Donde esta el amor cuando el enamorado ya no siente, y lo que nos une es solo demente?
¿Cuantas veces pidio clemencia un corazon a gritos, pidiendo insignifcantes cosas que para amar necesito?
La pasión desenfrenada al borde de un acantilado
pues amor descontrolado al fracaso se ha precipitado,
cientos miles de deseos que solo fueron anhelos,
mas añoro el sabor de compatir el mio latir
sin que amar sea exigir eludiendo mi sentir
no se nada.. ¿que depara este amargo futuro?
resignado en la ausencia controversia de olvidar
todo aquello que no ayudo a avanzar al caminar
perdonar es necesario para corazones rotos
si los sollozos son compartidos ambos salen afligidos


EN EL OCASO DE MI VIDA
TE DI TODO MI ALEGRÍA
HOY TE CONSERVO EN MI LEJANÍA
TRISTE RECUERDO DE MI AGONÍA
NADA ES PARA SIEMPRE
TODO PASA INHERENTE
PASO DEJAS PARA VERTE
TU CAMINO SIN MI MENTE
AUN SIN TI ESTOY AQUÍ
DIME DONDE PUEDO YO VIVIR
EN TU CORAZÓN VIDA AMADA
O EN MI ALMA DESAGARRADA



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.