Eduardo.

Tu Rostro.

He encontrado a la mujer que esperaba,

Eres tú la mujer que soñé,

Reflejarme en tu mirada

Es mi momento, un sentimiento que jamás imagine.

 

Es el brillo de tus ojos y de tus labios la miel,

Tus palabras de aliento, y jamás perderme la fe,

El dulce de tu voz, el suave roce de tu piel,

Esa es mi razón, mi argumento, por lo que siempre te amaré.

 

Tu sonrisa y el lunar que la acompaña,

La combinación perfecta,

Una bendición verla cada mañana,  

Es de dios una obra maestra.

 

Esa curva contorneando tus mejillas,

Que dibuja un corazón cuando aparece tu sonrisa,

Esa curva me enloquece y me convierte en el hombre más feliz,

Se convierte en mi motivo, para siempre hacerte sonreír.

 

Unos cuantos versos y no alcanzo a describir tu rostro

Toda una vida y aun faltaría tiempo,

Para describir tu belleza, por fuera y por dentro

Por eso te pido, concédeme un momento,

Pasa tu vida conmigo, conviértete en mi centro,

Unamos nuestras almas, sellemos nuestro encuentro.

Comentarios2

  • Lita_81

    Precioso poema.

  • kavanarudén

    El amor, fuente indiscutible e insondable de inspiración.
    La personas amada nos lleva a la plenitud.
    Entrega total en tus versos, amor del puro, del bueno.
    Un gusto leerte
    De mi parte un fuerte abrazo
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.