Victor Gedig

Para mí.

Medite en el amanecer de aquel diciembre

Pensé en tus ojos marrones que despertaban pasiones, 

Y mientras recordaba tu lejanía

Tu voz se poso entre mis pupilas

Rasgando cada uno de nuestros recuerdos. 

Entonces al entender tu despedida,

Queme con el viento la melancolía, 

Y me decidí en no volver a escribirte cartas

Para empezar a escribir mi historia,

Anotando lo que soy ahora

Y lo que fui antes de tu llegada, 

Para ver si así encuentro un amor que no se base solo en las palabras, 

Un amor que se fortalezca con el tiempo

Y logre tocarme el alma. 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.