Silvia Patón Cordero

Por competir con tu mirada oscura

 

Por competir con tu mirada oscura

el negro oro[1] la copiase envidioso,

y hasta la noche nocturna procura

tomar su manto de crespón luctuoso,

que el verla a muerte ataja, y a sepultura.

 

Y en su pugna reñir con esa albura

de la órbita ocular le es provechoso;

que quien mira de luz su bordadura

aurífera, la creyera en juicioso

matiz de reviviente compostura.

 

 

Mas no en carbón, hulla mate o antracita

los opuestos tenga, sino su unión

y miscélanea entre opacos hilos.

 

Pena que insidiosa no se desquita

con más dolor se baña en conmoción

al instar su ardor de letales vilos[2].

 

 

 

[1] Se refiere al petróleo: oro negro.

[2] Parto de la expresión “en vilo”: “con indecisión, zozobra”. “Vilos” equivaldría a “zozobras”, aunque el diccionario no la recoge como palabra independiente.

Comentarios2

  • El Silente Vagabundo

    Mi respeto y admiración a tan bonitos y elaborados versos. Saludos!

    • Silvia Patón Cordero

      Mi respeto a ti por tu comentario, dlanor. Un saludo.

    • Marco Antonio (El Gringo)

      preciosa lectura, un placer pasar por tu espacio, ciao.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.