J.C.R

Cristiano por tradición

Yo no soy un hombre que  del todo crea.

Yo no soy uno que una salvación vea.

Alguien que el agua aclare

y el viento embriague.

 

Me considero uno más,

no por vocación,

si no por tradición.

Creo en algo por temor a no creer en nada.

 

Pero como explicar, creo, pero no creo.

Rezo y oro las noches por un quizás,

no sé si es realidad,

siento inseguridad.

 

Es como alabar a un espejo claro

sin defectos.

Es como algo creado por nosotros

de la envidia del nuestro empañado.

Es como un deseo de ser,

con quien nos excusamos por ley.

 

Busco la fe entre arena del desierto,

pero todo en vano.

Dudo en su presencia, su sentido

pero no te encuentro.

Me pierdo en mi creencia,

lagos y huecos de dudas.

 

 No creo en la existencia

de un Edén.

Solo creo en un sueño eterno, en un expiro infinito.

­ ¿O tal vez es una vía a otro nacer, a otra vida instantánea?

A lo mejor no es ni pasión lo de nuestros corazones.

¿Ser­a alma, o personalidad nuestra conciencia?

 

No sé, tantas cosas en las que creer,

como para soñar con un Rey Celestial.

 

 

 

Comentarios3

  • la flaca

    Creo en algo por temor a no creer en nada.... Muy bueno !!!

    • J.C.R

      Muchísimas gracias. Un súper abrazo

    • Lita_81

      El hecho de creer es lo que hace muchas veces que el espíritu se sienta llamado. En tanto nunca creerá.

      Un gustos leerle.

      Saludos

    • kavanarudén

      Un profundo y existencial escrito.
      Es tu corazón quien escribe. Eres una persona especial que se pregunta el por qué de tantas cosas, sobre todo en lo que se cree.
      No soy quien para dar clases, ni me siento hacerlo. Hablo desde mi experiencia que es solo mía y cada quien tendrá la suya, como es natural.
      Hay muchas creencias que arrastramos que no nos ayudan en la vida. Soy creyente y creo no por temor, sino porque lo siento, porque he podido experimentar a Dios en mi vida, no en un templo o un lugar confiscado en donde solo vive. No busques fuera de ti lo que está adentro. Búscalo en la alegría de una recién parida, en la sonrisa de un niño, pero también en el dolor, en el sufrimiento y cuando estés tentado de preguntar: ¿qué haces, por qué tanto dolor, muerte y sufrimiento? él te responderá, sin palabra alguna: si que he hecho algo, te he hecho a ti. Eres parte de esa eternidad porque eres eterno.
      En fin, me ha gustado mucho tu escrito porque está cargado sobre todo de sinceridad. Vive, ama, lucha por un ideal y EL se hará presente en ese vivir.
      Se te aprecia y quiere amigo
      Kavi

      • J.C.R

        Muchisimas gracias por compartir y hacerme aprender de tu sabiduría y experiencia, la cual me hace, y me ha hecho reflexionar. Intentaré dar mas oportunidades a las cosas que consideraba en vano, pero al mismo tiempo, no puedo quitar el hacerme preguntas constantes sobre la vida y las creencias, puesto que aun solo tengo 16 años, aun tengo mucho que aprender, mucho que descubrir, y sobre todo, muchas dudas que satisfacer.
        Un placer volver a leerte. Un super abrazo
        J.C.R

        • kavanarudén

          Amigo querido.
          Jamás dejes de preguntarte, de aprender, de buscar, de escrutar ya que la vida es un eterno aprender. Nos terminamos de conocer en profundidad solo tres días después de nuestra muerte, es decir siempre. Lo mismo con la vida misma, es un gran misterio que mientras más entras, más extenso se hace. No veo problemas en preguntarse, en dudar, temo más pensar que ya lo sé todo o he aprendido todo, eso si que es preocupante.
          Ufff, perdona, se me salió el docente que llevo dentro, pero sobre todo, el tema me apasiona, como puedes ver.
          Te dejo un abrazo enorme.



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.