iana

NO SABÍA QUE SERÍAS

NO SABÍA QUE SERÍAS
Cuando te conocí no sabía tu nombre tampoco de dónde eras qué te gusta y lo que no no sabía nada pero nunca imaginé que te volvieras tan importante En tan poco tiempo no sé cómo pasó pero de a poco Te fuiste metiendo en mi alma y se me empezaron a despertar nuevas sensaciones que no conocía y Nunca pensé qué pasaría me sentía a gusto y tenía ganas de verte más seguido con el tiempo tenía charlas tan profunda Cómo con nadie se pasaban las horas veía los amaneceres Charlando contigo y no éramos nada pero lo seríamos todo el tiempo permitido que llegarás a conocerme Al mismo nivel o quizás más que lo que yo me conocía nos mandábamos cartas como en el secundario o la escuela qué respondíaamos en forma poética tenía una extraña perfección y armonía en esta relación hasta que empese a descubrir un deseo tan profundo que me da miedo pero a su vez era tan lindo no podía mirarte a la cara porque me erizaba y no podía quitar la mirada de tus labios luego empecé a fijar en tus manos que eran tan perfectas como nunca vieron mis ojos empecé a mirar tu pelo suave y alocado por las noche algo me sucedía al recordar esas imágenes que estaban plasmadas en mi retina una extraña mojadura corría por mis piernas y mi piel se encendía no sé si será tu pelo tu piel tu boca tu mirada tu Fragancia pero algo estaba pasando por mi cuerpo sólo de pensarte " El deseo" Me asustaba una sensación nueva estaba en mi "El deseo" me mostro que ya era una mujer el loco deseo no se despertó con un chico se despertó con ella un día sin buscarlo sin pensarlo nuestras bocas Se juntaron en un beso inexplicable pero bello cuerpo reaccionó mi cuerpo reaccionó y quería más de ese beso y terminé en tu piel ahogada el deseo Luego se hizo costumbre enamorándome perdidamente todos me veían distinto todos me veían extraña pero no quería contarles que era por ti mi Confidente de todas las noches era mi amante fiel nos matábamos a beso nos comíamos hasta la sombra lo más loco lo más real de toda mi existencia cuando lo fui a contar que no aguantaba más que me explotaba el Pecho no permití que el miedo me paralice porque eres tú el motivo de mi felicidad eres la qué enciende mi piel eres tú cuando dije tu nombre que ya conocía el mundo se paralizó y mi vida cambiaría para siempre lesbiana me llamaron lesbiana me nombraron pero yo no me llamo lesbiana tengo nombre y apellido pero aún sabiendo eso me llamaron lesbiana perdí muchos amigos llamarme así aún teniendo nombre con el tiempo aprendí a ignorar y aprendí me llaman lesbiana por dormir con una mujer por hacer realidad mi deseo pero yo no mellamo " ser lesbiana" sino AMOR SIN ATADURAS 

 

Autor Adriana h gonzalez iana



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.