Pablo Arturo Millar Figueroa

Un paseo por la playa

Aún recuerdo cuando tomé tu mano

y  caminamos por aquellas tibias arenas,

No puedo olvidar aquel aire cálido

y tus suaves piernas de perla

 

Una pequeña perturbación 

provocaba el crujido de olas en las rocas,

No puedo olvidar esta sensación,

oculto en tu cabello carmesí, amapola

 

Siento en mi piel la brisa marina

y el perfume expansivo de la arena

Tus ojos de mirada cristalina

me provocaban una sensación plena.

 

 

 

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.