LeAnDro silencio es salud en soledad

Zahia Alma...

Esta noche me acostaré a su lado, apoyare mi cabeza suavemente sobre su vientre porque ahora son dos los corazones latentes, y esperaré alguna reacción de la bella durmiente, me imagino a esa pequeña ser escuchando la música del latir proveniente del corazón de mamá, la siento bailar y estirar sus pequeños brazos, y aunque cada vez le quede menos espacio siente una armonía privilegiada, conectadas de manera mágica sólo me queda admirarlas y con unas pocas palabras agasajarlas.
Toc toc alguien sueña con tu llegada, es tu papá que te imagina con una sonrisa jocosa y desbordada, mirarte obnubilado por tus ojos cristalinos puros y sencillos, imagino sosteniendo tus manitos, tomando del pecho de mamá, deseo besar tus mejillas y preocuparme al escucharte llorar, medir tus piecitos con la palma de mi mano y enamórame aun mas con tu pequeñez, que más me puedo imaginar si me consume la ansiedad de tu llegar, y aunque todo sea imaginación mía, Zahia serás mi dulce y brillante Alma.
De Leandro Conte para Cecila y Zahia Alma con todo el amor de mi vida las amo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.