Hermes Antonio Varillas Labrador

“Astrid con su milagro de Dios”



“Astrid con su milagro de Dios”

 

Benditas sean las bendiciones

bendita la candidez y el candor

benditos los colores de la vida

bendita sea la gestación

como un sublime milagro

en el orbe su germinación,

 

bendita la tierna infancia

y bendito sea el gran honor

de traer un hijo al mundo

que sea tu continuación,

la fotocopia de tu imagen

el más bello fruto del amor,

 

vaya ese cándido obsequio

de mi humilde inspiración

sin tantos rodeos ni vueltas

y que quede como colofón:

Son los niños de la Tierra

la más divina bendición..

 

  Por Hermes Varillas Labrador

 

 1423     19/10/2016  

 

Advertencia:

Mi obra poética o en prosa no posee derechos reservados de autor, no escribo con fines de lucro, publico con derechos compartidos de autor, en lugar de copyright, un solidario y humanista copyleft, es decir, derechos compartidos gratuitamente, aclarando que la única exigencia es conservar los créditos de mi humilde producción.

Comentarios1

  • FABIO BOHORQUEZ RODRIGUEZ

    Hermes:

    Tienes razón.
    Los niños son el
    mejor regalo de Dios.

    De verdad, muy hermoso poema.

    Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.