urescritor

«ELLOS» NO ES SINO «UNO»

 Por Alberto JIMÉNEZ URE

 

 

De Ellos se dice

Que siempre el triunfo.

 

Se exhibe muchos:

Empero, si en tu situación

De orfandad e «Inferiorizado»,

Levantaras la mirada,

De súbito comprobarías

Tu antigua sospecha

Según la cual

No es sino Uno

Oculto en tanquetas

Y flanqueado por tropas

Para permanecer blindado

Ante tu represada iracundia.

 

De Ellos se afirma

Que siempre horda letal,

Lo cual causa temas

Mirar, sin su permiso,

Hacia Cielo Abierto.

 

Que sobrevivas precariamente,

Sin tener la seguridad de poder

Alimentarte, feliz transitar y libar

Cada vez que antojes y dónde,

Como cualquier ciudadano civilizado

En el curso de un mundo ya postmoderno,

No es una inapelable ni perpetua sentencia.

 

Cielo Abierto es un auténtico

E incondicional mejor amigo:

Lo profundo que te define

Mujer u hombre libre.

 

 

He aquí mi predicamento,

Persona magnánima:

No es infalible ni debería

Inspirarte pánico, parálisis física

O psicológicamente abatirte

Porque, temprano el mal nacido,

Arrodillado y vestido con harapos,

Experimentará un inmenso castigo.

 

Cierto: a ese fortuito torturador

[Mismo que suele exhibirse

Arrogante, ruin, amenazador,

Mafioso y dueño de república,

Afamado cobarde sin sus numerosos

Custodios/mercenarios/inescrupulosos

Pagados con «próceres impresos» propiedad

De la Nación de la cual formas parte]

Un juicio por Ultraje Mayor aguarda,

Y en entre los presentes serás un testigo.

 

No importa que írritos «memorándums»

De espurias supremas y fétidas cortes

Para impartir injusticias

Legitimen Delitos a la Humanidad Lesivos

y adventicias castas cívico-militares.

 

A todos aguarda la peor forma

De ser ejecutados ante sus víctimas:

La Vindicta Pública será implacable

Mirándolos suplicar por sus vidas

Que fueron «acto fallidos» de la Providencia.

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.