Roberto V

Puertas

 

Puertas, para llegar a tu corazón,
puertas que se abran para vestir
tu alma con un riego de amor.

Puertas que no te encierren, que
te den abrigo las noches frías,
que te protejan del inclemente sol

Puertas, hechas con mi propias manos
que nos den privacidad cuando nos
entregamos a los juegos del amor

Puertas, que hagan de lo nuestro
un hogar, donde compartir la vida,
la música, un despertar juntos, un café



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.