Daniel88

Soneto II

Como pájaro de arroz es tu sexo

Mi ráfaga de azor a llama viva

En la cueva de tu vientre se anida

Produciendo en los dos el embeleso

 

Mi sudor cae en tromba al movimiento

De tus caderas anchas que respingan

Ah, tus muslos como ríos que se hinchan

No resisten llover en rompimiento

 

Tus duros botones oscurecidos

Figuran como puntas de volcán

Entre el hielo de mis breves mordiscos

 

Calor de trueno, rojo y azafrán

Nos llega desde el alma repentino

¡Ah! Orgasmo, rayo, fuego y huracán

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar [email protected] Regístrate aquí o si ya estás [email protected], logueate aquí.