blogfabian

Solo

La soledad,

ese estado del alma que acompaña a la nostalgia,

que pide a gritos ayuda para mi vida,

que reclama por aquella sensación de calor

que  un día le diste a mi corazón.

Dime amada mia

porque sufro yo hoy

si en tu cama era feliz

y en tus labios me perdí,

Acaso no fuiste feliz?

O es que talvez solo mentías

al decir que sin mi no viviarias?

Fue tan falso tu amor

que sin piedad me lanzas al olvido

y tan cruda la realidad

que la acepto sin ni siquiera un suspiro.

Adiós para siempre y que ni siquiera

la vida te cobre lo que me hiciste.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.