argantonio

No estoy invitado

De los periódicos solo leo la mitad,

porque aunque no soy adivino,

ya por viejo sé quien es ladino,

y a que amo se obedece con servil lealtad.

 

En esta feria de intereses el más listo,

no es el más inteligente,

sino el más diligente,

en arrimarse como Judas a Jesucristo.

 

Desconfío de las celebraciones masivas,

y del fasto solemne,

en fechas fijas y tenebrosas.

 

Hay quien sabiamente y con discreción las esquiva,

y consigue salir de ellas indemne,

transformando las tristes efemerides en fiestas graciosas.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.