Santiago Miranda

Así el plagio es cita

Sombras, sólo

                sombras

de nosotros mismos

perpetúan un discurso inacabable

ya que todos los hombres viven el trayecto

de una vida mesurable en el supremo

hombre, también nuestro nosotros

participa del poema

                                      eterno

 

no robamos, nuestro nombre humano

es indiferente y solo un diminuto detalle

       Volvemos a los pasos dados

rectificando la ruta propuesta

aun cuando lo mismo haya sido

dicho, se repetirá por siempre

de ser lo necesario, será lo absurdo

                                       o su contrario

y en lo eterno se develará lo duro

de la indestructible pureza y la estela

de imperfecciones quedará lejana

atrás en el olvido, así que

 

Aquí

hacerse un nombre

no es grandeza

y como si copiar ya fuera

útil, ningún origen

es más importante que la obra

total que queda, así que para qué

 

apropiarse de tu voz.

aquello, no es posible

como arrebatarle los haces

a la luz, o evaporar la espuma

de la marea, como quitar de mí

                                                tu amor

 

Todo es una aliteración de si

y todo es demasiado bruto y vulgar:

vivo, se mueve demasiado

al compás del tiempo que dispara

do una fotografía nublada de

centésima mirada se eleva

a la constelación de lo distante

 

 

Lo bello es propiedad del ente

del hombre que no muere

en la muerte del hombre

respalda a los nocturnos

celadores, no te duermas

por la noche, mantente

en la vigilia del secreto 

                              agazapado

Comentarios1

  • Azz

    Que interesante tu estilo y el mensaje de tu escrito.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.