ROYH

LEJANA SOLEDAD



Una dulce antara recorre el camino lejano

desde donde nutres mi pensamiento,

con las arenas de  los mares y desiertos, 

con los minutos y las horas y los días que estamos lejos

 

Los otoños incandecentes mutilan mis amaneceres

cuando lleno del vacío trasudan mis sienes

las gotas de lluvia en el desierto,

de grandes praderas verdes

de grandes lagos negros,

y de sombras que no me entienden.

 

y siguen pasando las notas frente a mi cabeza

cual plagada de soledad se queda quieta,

sorprendida, taciturna, mirando sobre la mesa,

una copa de vino vacía,

como la única compañera de la fiesta.

 

Hay tantas auroras obscuras sobre esta letra,

tanta soledad sobre la belleza,

tanto vino regado en esta solitaria fiesta,

y tanta súplica que, te ruega que vengas....

 

 ROYH

 

 

 

 

 

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.