Reyshell Mendez

Decidí vestirme de ti

 

Me arme de valor y me he vestido de ti, maquillando mi dolor en penas que desgastaron mi amor, me coloque tus zapatos para sentir lo que sientes, Saliendo de mi tormento oscuro en vestimentas  de luz.

Un trago a mi mesa llego, acompañado de una sonrisa de aquel hombre perfecto que se acerco con mirada sumisa, me hicieron recordar tus frases que causaron heridas al gritarme abriendo mis heridas, que no eras culpable de caer en tentaciones por ser perfecto ante mujeres hermosa que te invitaban tragos que no se pueden rechazar, sin importar tu cinismo de llegar con aquellas camisas manchadas, recordé tanto tu sonrisa sarcástica, cuando te lo reprochaba.

Esta noche cargo tu vestimenta en el mismo sitio que frecuentas, donde me prohibiste ir. Una y otra copa platicas y sonrisas, elogios a una mujer bonita sentada a una mesa con mirada tranquila, palabras de placer me susurran al oído, así como  me las solías decir en cada amanecer, haciendo sentir que era la única en tu vida, otras manos tocan mi piel mientras acepto bailar nuestra canción, la misma que también te vi  bailar con aquella mujer, no voy a endurecer mi corazón, me he vestido de ti, para entender tu tentación, donde dejaste de sentir el respeto y darme cuenta que murió nuestro amor…

Entre tragos de  tequilas y buchanan's ya no recuerdo ni tus palabras, ni duele esa bofetada que me hicieron caer en la cama, hoy me vestí de ti, entrare al hotel donde te vi salir, entro de la mano con un hombre que no eres tú, que no sé ni cómo se llama, pero hoy en adelante le pondré el nombre de amante, así como me gritabas que a tus amigas  bautizabas.

 Vestida de ti estoy con otro en la cama, si vieras como me trata, me hace gemir como nunca  quien iba a decir que por primera vez te iba a comparar, que grande tiene su hombría que rico lo sabe usar, muchas veces me comparabas con ellas, retumban tus carcajadas al decir aquellas palabras que marcaron mi alma “Están de moda los cuernos vive lo moderno, relaja tu fastidiosa actitud”… Ya te copié esa  virtud

 Sus besos tapan mi  boca  me vuelve loca cuando me toca,  renace esa mujer que a ti ya no te provoca y a otro hoy estoy volviendo loco…  volveré antes de que llegues y colgare tu vestimenta ya gozada y manchada, dormiré tan tranquila como tu, compartiendo el silencio junto a ti en nuestra  cama llena de descaros…

Autor Reyshell Mendez

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.