Elnavegante

La distancia

Apenas vislumbro a la distancia 

tu silueta de diosa caminante 

y ya quiero correr hasta alcanzarte 

dejándome guiar por tu fragancia 

esencia que envuelve el ambiente 

opacando rosas de olores exquisitos 

aquellas que atraen los tucusitos 

con su ritual de aleteo penitente 

déjame cumplir con este afán 

de verte de cerca, si se puede 

no tendría por qué envidiar placeres 

de los que brinda una odalisca a su sultán 

¿Por qué el poeta con solo imaginar 

describe su mundo incomparable,

con miles de sueños realizables

como en un cuento feliz en su final? 

¡Cómo quisiera tener la potestad 

para trocar los elementos naturales 

alejar de ti, vientos y tempestades, 

y poner luz donde haya oscuridad! 

pero cuando despierto, ¡oh, desilusión! 

siento que he perdido mis deseos 

pues, no pude llevarte de paseo 

ni llamar por completo tu atención 

entonces, me concentro en laborar  

cumpliendo mi jornada en alegría 

que va aumentando, conforme pasa el día 

porque esta noche te volveré a soñar

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.