mijael pariona paredes

Si te llamaras recuerdo

Como no recordar el rojo de tus labios

Olvidar es imposible en estos tiempos

Hasta tu mirar yace tatuado en los cielos

Me basta divisarte en  las noches de mis desvelos.

 

Y sonreír, al verte pasar colgando en esos brazos 

Aniñada con chocolates y falsos abrazos

Es lo que queda de aquel lejano romance juvenil

En donde los minutos transcurrían con cada thrill...

 

Del amanecer hasta el anochecer tus besos a mi parecer

Solían ser el único postre que alimentaba mi alma

Más tus sonrisas y tus caricias complementaban la calma

Quererte podía resumirse en un solo respirar y ver

 

La silueta de tus curvas ondeando en el universo

Podía ser también un motivo por el que escribir un verso

Fuese de las más grata y entera satisfacción 

Mientras el sueño me seduce cual tus besos olor a tentación...

 

Como no recordar... Tus sonrisas, manantial de mi felicidad.

Y olvidar no quisiera... Las caricias que volaban en el aire

Mientras la luna de tu rostro sin algún enojo y ninguna disconformidad

Brillaba en la oscura noche en el que con un desaire

Hacia que yo me preguntara: ¿y si te llamarás recuerdo?.

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.