TCL

FEFERSAN

Escarbar un poco en los momentos pasados, es la manera más inteligente de proyectarnos el presente, haciendo más claro lo que queremos en nuestro futuro.

 

Entiendo que todos tenemos una vida, entiendo que esa vida; no es más que la sucesión de momentos que arrastramos, vivimos y experimentaremos hasta que cada uno de nuestros sentidos cesen.

 

Yo hace más de un año y medio, que negocie mis sentidos. ¿Entonces qué caso tiene proyectarme en presente? ¿O mirar atrás para diluir alguna duda? ¿Crees tú que verdaderamente tenga yo algún futuro?

 

¿Quién sabe? Podría ser; si un beso tuyo reafirmara tu aroma, o el roce de tu mano reviviera mi tacto, o el olor de tu cuerpo se enredara en mi aire, o si tu voz fuera la melodía, que me calma al escucharte.

 

Si te digo que tengo problemas en el trabajo por no tener el celular, no es cierto, en realidad es por que me muero al no poder escuchar tu voz.

 

Si te digo que tengo que hablar algo con tigo urgente, no es cierto, es porque quiero un beso, o que tu mano recorra mi cuerpo, o que no haya otro olor en el aire que el de tu cuerpo.

 

Si te digo que me gusta el cine, y que por eso quiero ir con tigo; no es cierto, es porque quiero que mis ojos vean esa nerviosa sonrisa, que rara vez se te escapa, cuando captas en la inmensa pantalla algo, que te llena de sentimientos.

 

Si te digo que me estoy alejando de ti, no es cierto; es por que mi alma llora, porque no te tengo a mi lado, todo el tiempo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.