Esteban Andres

Sigilo

 

Fui dichoso por sentirte en la arena del mar

y reconocer tu voz cuando el alba despierta.

 

Fui dichoso por mirarte en cada calzada que guarda

boyantes momentos,

pero también silencios frios, incómodos y atroces.

 

 Me llevo cada fragmento de

  tu tiempo en el mio, 

pues sacaron los mejores dias

 que guardaba con

sigilo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.