Carlos Roman Ramirez

Y MIENTRAS......

Persistente, monótona, apenas lluvia

impersonal en tarde de témpanos,

yo sorbía el café y te recordaba

mientras pájaros sobrevolaban el acantilado

rumbo a no sé dónde......

Al unísono una tristeza de vals vienés

por un violín ciego en un teatro vacío,

famélico  niño  junto al rictus amargo

de una madre pobre bajo un cielo de perros......

profundidad apartándome del ostral

y mientras..... pasé la tarde amándote.

Tanguero barrio tapizado de silencios,

los faroles presienten la borrasca,

Gardel ya no canta, Le Pera no compone......

fontanero inválido, naves heridas,

sin capitán no hay rumbos,

rosicleres desteñidos, celestinos besos perdidos,

vuelo alto, vuelo bajo siempre rasgando

nubes o niebla en la distancia

insalvable desde aquí a tu vida,

a todo me parezco...... atardecido.

Mi mente galopaba con fiebre de espantos

y mientras...... pasé la tarde amádote.

                                    abril 2016

 



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.