Juan Antonio Riveira Dosártes (J.A.R.D)

Enhiesta

Sorbo su soberbio placer,

Si desnudarla quiero.

 

  No me hace falta ver

Como se revuelve

de amor placentero.   

 

Ella no se afana ni se pierde en sus pies.  

 

¡La quiero! ¡La busco! ¡La encuentro!    

¡La secuestra mi mente vital! 

 

Aunque no exhumo ni venzo 

su lujuria serial...  

Pero sé, por presupuesto, lo que tengo

que hacer para hacerla gritar: chupo  

su cascada carnosa, sus labios
vehementes rosa,

inyecto mi lengua y ¡chas!   

 

¡Explota, exhala y baila enhiesta
como una Diosa en ademán!   

 

Se enrosca. ¡Mía! 

¡Impertinente!  

 

Respiro entre sus piernas y mente. 

 

Se pierde en el infinito,

Al pasar tiempo conmigo.

 

  ¡Enhiesta toda! ¡La he conocido

en popa de su asombroso volcán! 

 

¿En qué más complazco a mi Musa,
mi Diosa de verdad?

 

Facebook.com/jardosartes



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.