Cuervo4141

Alfa y Omega

Alfa y Omega 

 

Hemos  muerto en el sendero de la duda,

hemos desgarrado el alma con espinas 

de cobardía. 

 

Hemos llorado atada a las mentiras,

hemos lacerado inocencias.

 

En el cáliz impuro de la fe,

crucificado está el verdugo.

 

Somos el silencio y la tortura,

tomados de la mano; hemos sido

esclavos y verdugos sin alma y pensamiento.

 

Corderos de los avernos, fieles adeptos de la noche,  fieras que masturban los milagros. 

 

Se ha bebido el elixir de las perversidades,  se a comulgado la ostia de las traiciones.

 

Somos el Génesis y el Apocalipsis de un mundo utópico, de un exilio sicodelico.

 

Somos el cosmos pervertido bajo el ojo perenne del poder y la avaricia. 

 

Somos ególatras maquinando guerras, robando inocencia de una niñez convertida en soldados.

 

Somos el Alfa y el Omega de lobos hambrientos, en lucha de fieras.

 

¿Porqué llamarnos, seres pensantes  e inteligentes? 

 

¿Porqué ?...Si solo hemos sido esclavos, verdugos de una sociedad en extinción, de una raza cavernícola, postrada ante el dueño y señor de la perdición. 

 

¿Dónde?... ¿Cuántas guerras más,  cuanta niñez mutilada, necesitamos?...¿Cuánta más? 

 

¡Basta!...¡Basta Ya!...Despierta humanidad, somos el hecatombe de un hexágono malformado...¡Somos ríos de sangre, selvas de desierto, naciones de muerte y soledad!

 

Somos destierro y exilio de nuestra esclavitud. 

 

¡Y terminaremos siendo solo polvo del extermino!

 

Alma Leticia Salinas

cuervo4141 

Mexicana 

Derechos de autor reservados 

10/23/2016

Comentarios1

  • Bolívar Delgado Arce

    Contundente, bien trabajada esta composicón. Con todo respeto, sugiero siempre a los miembros de esta Comunidad, revisar la ortografía, antes de publicar nuestras composiciones. Pues, los poetas educamos y orientamos, entre otras cosas. Un abrazo.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.