ivoascurra

Edén

en una blanca torre

al lado de blancas nubes

se eleva tu vida

tan llena de lejanía

 

el pánico está abajo

¡el terror!

las cosas pegajosas

el ir y venir de zombis

el día y sus ruidos

los días y sus fechas

 

tus plumas de acero

¡alas del viento!

se hunden en el aire

trepan islas de silencio

y conquistan el vasto cielo

 

tu lugar es el misterio

melancólico anhelo de oír el Tiempo

latitud frágil donde las palabras

se besan y abrazan y hablan y juegan

 

pero seguís mirando atrás

sos el blanco de tus dardos

la víctima de tus sueños

el ancla de tu barco

 

no vuelvas si no es para cantar

y no cantes si no es para bailar

no abandones tu fortín de marfil

duerme tu río sin fin

y no despiertes si no es para contar



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.