Dulce

Algo de luz

 

Era un navío a la deriva

recogiendo las palabras

de tantos poetas.

En los suburbios de sus sensaciones

observando la quietud de los astros

y el brillo de las constelaciones.

Y más allá del bien y del mal

la nutrición del poema

que de las emociones reniega

y obtura la hermandad

cuando el presente se aleja

y el pasado es continuidad

la luz que debiera brillar

es otro velo sobre la conciencia

en la pituitaria se eleva,

y el ego más alto

se subleva sobre la paciencia

que aniquila el amor

en cada poesía y en cada letra.

 

 

 

 

Comentarios1

  • Lincol

    Hermoso poema sutilmente elaborado, lleno de color y ritmo, una melodía para el alma.

    Me encantó leerte. Saludos cordiales.

    • Dulce

      Gracias Lincol por tu comentario, saludos



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.