Alexander Cambero

Brújula...


Mujer
Fuente inagotable de mi arena, quémame en tus naves, hazme sentir que vuelo en tu mirada sideral por los confines de tu universo de delicias ¡Oh, magnifica flor vestida de reina trashumante ¡ Te observo en los espejos de tus palacios, me lleno de ti cuando te acaricio con mis manos envueltas en pensamientos.
Mujer
La brújula de tu belleza me conduce, descubro paraísos ignotos cuando miro tu cuerpo transformando en el elixir del amor que anhelo. Llenarte de mí en cada beso que rozan cada centímetro de tu ser, hembra maravillosa de ti se inspiró la vida para ponerle nombre a la pasión.
Mujer
Viajo en tus alas, acurrucado siento tu piel en la mía hasta sentir tus calor, que perezcan los imperios ¡Oh, muera la lira de cuerdas doradas en temblorosas manos que arrancan musas¡ solo quiero que renazcas tú en cada amanecer, que cada halito de vida sea el alumbramiento, el despertar nuestro persiguiendo nuestro universo.
Mujer
Tienes mi mundo a tus pies, súbdito de tus bellezas, esclavo de todas tus océanos y humedales, me rindo ante ti como el más dócil de los mortales ¡morid mis manos, rodad voluntad caricias embravecidas, solo quiero llegar hasta tu templo dorado¡ caminar tus naves, abrir las compuertas para descubrir tus misterios.
Mujer
De ultramar hasta desafiar los arrecifes coralinos. Quiero llegar hasta el misterio de tus entrañas ¡Oh, fuego emancipador que incineras el olvido, vuélvete portento para describir la luna con tus hechizos amarillejos, resplandece en la tormenta como fiel escudero¡ vamos al encuentro de lava y fuego; arrumacos de hierba que adosa el horizonte.
Mujer
De todos los tiempos, diosa única del mapa dorado que guarda el tesoro en tierra de besos inolvidables. Solo bastó un segundo para entregarte la llave de mi alma. Ocultas estabas en tierra de ventiscas, escucho voces que te llaman desde el acantilado, amor profundo como las oquedades ¡Oh cuánto te amo¡ Quererte es el frenesí, vuelven los ojos a encontrarse con los míos, resucitan las ganas de amarte, un mapa de cuerpos desnudos bajo el tráfago del silencio. Noche de encuentros con ardientes caricias que descubren el sendero que lame la espada del guerrero, sangre en las pupilas de las caricias que no murieron.
Mujer
Eres el amor, la única razón para sentir que tu corazón está cercano a ti, atado con lazos indisolubles que solo descubren los misterios. Caen los peñascos, vuelan las águilas, aparece la tormenta describiéndote en su murmullo de aguas. Brotas de las peñas, anegas mis ganas, perfumas mis ansias para hacerme tuyo.
Mujer
¡Oh, mujer envuelta en tus maravillas, adéntrate en las cavernas que guardan a este amor¡ busca dentro de ti los misterios que arrastran nuestras cadenas, llena mi boca de tu vida y llévame en tu corazón como la brisa arrastra la hoja que sigue el sendero del tiempo.


Hombre
Gracias por invitarme al fusionado y acá estoy rauda y veloz a disfrutar del dulce néctar de tus palabras que me hacen volar hasta ese corazón lleno de versos y delicias, convertirme en flor para desde la distancia embriarte de mis fragancias, dejar que tus pensamientos toquen mi alma con finas caricias de manos imaginarias que toman vida en tu mente poeta.
Hombre
Tu brujula deberá hacer un viaje hasta el ignoto pasado para encontrar mi belleza que se ha marchado, pero aun viven silentes en este cuerpo ardiente que alguna vez fue anhelado. Si en ese viaje de tiempo sideral llegarás a mi lado, esculpiría tu alma de besos y asi tu cuerpo conocería la pasión de este embeleso.
Hombre
Viaja en tus alas de halcón, gira, envuelveme en deseos, hazme sentir tu calor. Entra a conquistar los imperios del amor en esta alma sedienta y llena de pasión, atame a las cuerdas de gloriosas musas, hazme reina de tus noches solitarias, regalame un despertar en medio del universo.
Hombre
Que mas quisiera mi alma que ser dueña de mundo de bellezas, que navegaras en los oceanos de mis entrañas vacías y hacerme inmortal y recoger tus divinas caricias para disfrutarlas durante la eternidad. Abrid mis compuertas, dejad a tus ganas entrar y dar brillo a mi oscuridad y tuyos serás mis secretos misterios.
Hombre
Desde los confines del mundo eteréo ven a visitar mi volcán de amor y fuego, derramaré sobre ti lavas de infiernos, hasta que olvides el pasado que has vivido, entonces podras emprender junto conmigo el viaje de hechizos que nos llevaran al encuentro del amor eterno.
Hombre
Guerrero amado de todos los tiempos, regresa a este aposento, busca en el mapa dorado las señales que te traeran a mis preedios de lujuria, te daré de mis tesoros, cálidos tormentos, la lluvia perdida del desierto, las voces que claman ser libertos en las llmas del averno, y hasta el fondo infinito de los mares, en el las estrellas del silencio, gritaran de contento cuando la espada de oro claves en mi centro y muera la vida y renazca siendo ave peregrina de tu cielo.
Hombre
Eres el amor y el hambre de mi cuerpo, ven pronto acompañame en el último trayecto de mi tiempo, viajero del destino inconcluso de mi cuento, deja que los peñazcos destruyan los malos pensamientos, dejad que se aleje la tormenta junto a los imposibles sueños, y hablen sus murmullos las aguas que bañan las colinas, los rios del deseo, y dejame perfurmar todo tu aliento hasta tu cuerpo con la fragancia de las flores de los mares.
-
¿Oh, hombre de mis sueños, guardian del universo, paladín de justicia de los amores perdidos, atame a tus cadenas, sirva de copa esta boca de labios rojos de sangre y vino, bebeme con todos tus sentidos, arrastrame cual hoja seca por esos senderos del tiempo y hazme tuya, tu Diosa para siempre.
-
Raquelinamor/Venezuela
(Espero haya sido de su agrado, he caminado estepas del erotismo sagrado)


Hombre
Príncipe de mis anhelos, quiero que veas el cielo forrado de nubes, cuando arde el calor aquí en mi mirada, cuando te tengo cerca sólo se contempla el dulce sabor de tu fragancia cerca, muy cerca de mis sueños contigo...
Hombre
Oh, querubín y serafín de mis noches soñando con usted, hombre, soy presa de sus deseos con su enorme erotismo que abre de par en par a este frío corazón...
Hombre
No te vayas nunca de mi lado, que tus ojos son mar y cielo, hoguera y fuego y llama encendida que el viento no apaga, ni con su brisa ni con la prisa que tengo yo por amarlo a usted...
Hombre
No dejes de un lado la pesadilla que me despierta atemorizada de temores y de espantos nocturnos, que mi sueño con usted es ver el sol y la luna con la luz que emana de los ojos de los dos...
Hombre
No desafíes más la aventura por ser cómplice en amar lo mismo que el corazón, cuando la lluvia vá mojando mi piel en sentido viceverso al contrario de lo que dicta el comienzo y no un final...
Hombre
¡Oh, hombre, naturalmente hombre, que en secreto me dices ámame y yo quedo en silencios buscando una forma correcta de entregar el deseo y la pasión...!
Hombre
Desnuda aquí tus sentimientos ambiguos y más cálidos que en la fogata se quema una llama del latir de mi corazón, cuando es la aventura de amarte con escalofríos y por demás en la misma habitación donde el amor está más que complacido...
Hombre
¡Ay, qué podrá ser de mí si de mí te alejas más, y sin embargo, yo sigo aquí esperando por esa caricia de tu deseo y anhelo, cuando yo más te amo a tí con la misma fuerza cuando tú me das el amor...
Zoraya (Emy5)


Excelente complemento de amor, gracias por tus palabras.


Invitación
Gracias por ella, me siento joven,
Me siento bella, salen las alas
Todas envueltas
En las penumbras de amores locos
Volando al viento entre suspiros,
Entre tus besos, mientras te toco
Y me hago espuma de mar y vino.
Inspiración
Siento mi cuerpo cercano al tuyo
Que estalla en llantos
De ardor divino
Que me transportan hasta la cima,
En la alegría de una esperanza
Que aleja sueños en remolinos
Para un futuro de pueblos nuevos
Que forjan patria en todo tiempo
Usando brújula de caminante
Para mostrarse en el camino.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.