Jose Maria Gentile

Siesta

Huelo tu sudor, me atrae;

repto hasta vos con mis pensamientos,

mis entrañas

se arrastran desde mi alcoba, los acompañan,

como boas se deslizan mis neuronas,

y desorbitados se iluminan mis ojos

que provoca el caudal sanguíneo de mis antojos.

 

Busco sin descansos:  

tus flancos sudorozos por pasiones aplazadas,

Subo lento,

convirtiéndome en siervo de tu nostalgia,

con astucia trato las caricias que aceptan tu piel,

y me sorprendés devolviéndome la magia:

 la leve sonrisa con dulzor de miel.

 

Me aprietan el cuerpo tus besos,

que imagino, aunque desde lejos

 se incorpora el oleaje a la escena, y el ritmo 

del velero que penetra la marejada del encuentro

-enfurecimiento de crestas espumosas

que se entregan sin titubeos y furiosas,

corcobeando hacia el cielo ascienden ardientes,

sumergiendo nuestros rostros que de amor se ahogan-

 

El placer florece en la humeda arenisca,

 en tu grito marítimo de lejana gaviota,

contorneandote con mis alas que extiendes

 y al volar,

mi silencio tan imbécil se transforma

con mi locura que entiende que ya es la hora

de gritar, aún con varonil aroma

lo que me pasa por vos por dentro al amar.

 

Huelo tu sudor, me atrae,

deliro que estás cerca cuando estás tan lejos,

insomne, esperanzado por tu amor que llevo

en las serpientes que trasladan las mil palabras

que trato de escribir en tu piel ardiente.

Durmiente,

descubro mi cuerpo de arenas recubierto

sábanas de siesta calcinante,

minutos donde fuiste la verdad mas tierna

y tu silueta que aún en mi espacio tiembla.

Despierto,

mi cuerpo impregnado de vos y de mí

un rato al sol en el que estuviste aquí

 y creí, que otra vez fui feliz.

    

 

 

Comentarios5

  • Faeton

    El amor se expresa en las feromonas, como demuestra tu poema. Son poéticos esos pensamientos que reptan. La felicidad se nos escapa al abrir los ojos. Me gusta el verso: "El placer florece en la húmeda arenisca".

    Saludos, José.

  • Francisco Caleros de la Roca

    Este poema debería llamarse FRENESÍ por la fuerzas que tienen los versos en la descripción del encuentro amoroso.

    Saludos

    Jaime García Alvarez

  • Poemas de Pepita Fernández

    Un poema que se siente en la piel y en el alma mientras se lee,por eso yo amo los sueños hechos a mi antojo , si con ellos soy feliz , como el final del poema. Una belleza
    Saludos..........Pepita

  • Franklin Sandi

    Me gustó el tema del olor que despierta tu deseo. Es que hay mujeres que tienen una fragancia femenina irresistible. Muy bueno el poema, José.
    Saludos

  • jacinta ceballos

    TODO ESTA HERMOSO....PERO ESTO ME FACINO:
    El placer florece en la humeda arenisca,

    en tu grito marítimo de lejana gaviota,

    contorneandote con mis alas que extiendes

    y al volar,

    mi silencio tan imbécil se transforma

    con mi locura que entiende que ya es la hora

    de gritar, aún con varonil aroma

    lo que me pasa por vos por dentro al amar


    QUE LINDO....FELICIDADES



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.