Juan Antonio Riveira Dosártes (JARD)

Deseos


Me miro al espejo... ¡estoy desnuda para usted!
admiro la belleza que existe en una mujer,
me observo toda. ¡Ay, soy Hermosa!
Ay, mis ardientes dedos corren sobre mi piel de agua...
Mi olor es fresco. Huelo a fresa.
¡Ay, yo soy su fresa!
Me acaricio todo mi cuerpo por usted...
Miro al otro cuarto y lo veo deleitado...
Me mira desde una silla: callado
y captivado por mi sutil belleza...
¡Ay, con lo coqueta que soy!
Lo miro, con la mirada le digo todo lo que deseo...
Empiezo a bailar sensualmente, para provocar su imaginación...
¡Ay, viene hacia mí!
Me coje suavemente, me abraza, nos besamos con fuego...
Luego, siento sus manos en ¡mis senos, mis nalgas,
Mi cabello!
Sus caricias son dulces y excitantes...
¡Ay Amor! Su piel con la mía,
Acaricio todo su cuerpo, le cojo ese tierno
tronco para sentirlo en mi boca y lo lamo...
Solo somos usted y yo,
¡llenos de amor placer y fuego!
¡Ay, amor me tiene encendida!
¡Siento su tronco delicioso en mi pequeña vagina!
¡Gimo, Gimo, Gimo!
¡Ya no aguanto más!
¡Explotamos!
¡Ay somos la poesía y soy su musa de fuego!



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.