Nereida Villarroel

MENDIGOS DEL AMOR

 

Suplico por tu amor a cada instante.

Me muero si en tus ojos no me miro.

Y un raro escalofrío recorre tremulante

todo mi  cuerpo enjuto y desvalido.

 

Yo quiero de ti besos alucinantes,

sentir tus esquivas manos en las mías.

Te ruego por favor conmuevas tu alma fría,

no dejes que yo muera delirante.

 

Tu trato cruel e incierto me desvela.

Desespero y marchito noche y día.

Tú has  secuestrado sin piedad mis alegrías.

Ahora todo es gris, no hay acuarela.

 

Mendiga de tu amor me has convertido.

Solo imploro de ti más atención.

Mi débil sombra deambula sin sentido

esperando estremecer tu corazón.

 

Esto que siento yo, ya no lo aguanto.

Hasta mi orgullo quedó maltrecho y feo.

Revíveme mi amor, libera mis espantos

mandándome un besito por correo.

 

                                                            Nereida V.

Comentarios3

  • Nereida Villarroel

    Agradezco tu valioso comentario Carlos. Estoy ensayando mis primeros pasos en ese exigente estilo. Saludos desde Venezuela.

  • orlando balbas

    Sencillamente lindo.

    • Nereida Villarroel

      Gracias poeta... Desafortunadamente, asi prefieren vivir el amor algunas personas. Desde la dependencia emocional patológica, desde el dolor, desde las migajas, desde el desamor...Aun asi, que viva el amor!

    • cristhian david

      espectacularmente me encanto

      • Nereida Villarroel

        Gracias Cristhian David, me honra tu emotivo comentario. Un afectuoso saludo poeta.



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.