Izack Espino

Danza eterna

Brillen odios y bailen lunas
la danza eterna que no perdona
pero no coman pan ni beban vino

Que coronen su sien olivos frescos
y perfumen sus pies con flores negras
que les sirvan el hombre y el lobo albino

Pero odio no caigas en el encanto del vino
porque conozco tu pasion por lo infame
y ebrio te afinas como en el eco el ruido

Y luna no seduzcas al odio
porque si le hieres en su celo
matara al hombre y despellejara al lobo albino

Y a media danza que por eso es eterna
y no perdona, siempre lo hara la luna
dara su amor al odio que ya ha bebido vino

Y por castigo a su miserable destino
la luna sera mujer, el odio hombre
y sus ropas el lobo albino.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.