Lolaila

Invierno

Que difícil es sentir un te quiero,
cuando los pasos abrieron heridas.
Cuando el rencor
se abriga,
en corazones heridos.
Cuando ya se poso la escarcha,
en el sillón del olvido.
El viento del invierno,
remueve con rabia las hojas,
que en el suelo yacen.
Restos de un frío otoño,
que sin el calor, de aquella hoguera encendida,
perecen a la sombra del silencio.

 

 

 

Comentarios1

  • kavanarudén

    Pude sentir el frío que entra en los huesos, el frío de la distancia, del amor ido.
    Un gusto leerte
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.