CARLOS ALMANZA

Mazapán

Oh! Mazapán dulce que enamora mi paladar , éxtasis para mi cuerpo y droga para mi ansiedad.

Tener en mis manos esa delicada circunferencia y cuidar como un corazón ♥ para no desmoronarlo, es el mayor reto a la hora de comerlo.

Cada pedazo es un manjar que evito desperdiciar. El aroma enloquece a mi ser hambriento y dilata mis pupilas como una luna llena.

Oh! Mazapán lindo has conquistado mi corazón ♥ con tu sabor, exijo a dios vivir hasta que dejes de existir.

Dulce mágico y postre perfecto nunca te voy a cambiar por otro objeto.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.