Poeta sin alma

Tan solo tú

Musitas mi nombre y tu voz 
es el sonido mas hermoso,
son susurros traídos por el viento
me tocas y tus manos son fuego 
que deleitan mis sentidos,
recorriendo mis venas hasta el corazón 
haciéndose latidos, haciéndose amor.
Tu nombre siendo sílabas 
de callados enigmas
roza mis labios ansiosos
calcinando mi boca,
me abrazas con un deleite 
perfumado en el misterio,
que encierras sobre ti 
oculto entre las sombras
el deseo inmenso de hacerte mía.
¡Qué tibia sensación provoca 
tu ansiedad por mi espalda!
humedad que busca tu piel 
y adormecerse en secretos,
el frenesí que va surcando tus pechos,
es salvaje tempestad de ósculos de fuego, 
Tu cuerpo desvaría pasiones 
en emocionadas ondas, 
deshojándose en cada roce 
mientras dejo mi huella. 
y se van mojando tus piernas
y cada pliegue de tu triangulo de Venus 
tatuándose en mis dedos 
y haciéndose en ellos memoria. 
Mis párpados se cierran 
mientras tus labios me llenan
del néctar endulzado 
que brota de tu boca.
Envuelto por tu hálito 
que trepa hasta mis sienes,
se inmola aquel tiempo 
que me obligó a conjurar
la espera de momentos 
que me restaban la vida.
Me besas y no hay cifras 
que cuenten la distancia…
Ahora eres verbo en mi boca,
tus labios y los míos 
se conjugan sin poder separarse.

Comentarios1

  • alma_28

    Hermosos suspiros
    Echos poema

    Un abrazo



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.