Raul Gonzaga

Jamás debo renunciar

 

Tengo un escondido amor
Tan cercano y tan lejano
Que aunque lo tengo a la mano
Raudo cambia su favor;

Se me escapa, qué dolor,
Tú me comprendes, hermano,
Cómo aceptar ser villano
A pesar de mi fervor;

Pero sigo con su juego:
Si conmigo va a jugar
Debo evitar ese ruego,

El quererme chantajear
Mas la quiero y no reniego:
Jamás debo renunciar…

Comentarios2

  • Raul Gonzaga

    El corazón de una mujer es un poco inestable, debes de aceptar su voluptuosidad; a la mujer que amas, no la debes de entender sino tan solo amarla...

  • Evandro Valladares

    Sonetillo . Un arte menor bien logrado . FELICIDADES.



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.