Sangre Fria

A tres milímetros

a tres milimetros de volarme la gorra
mi dedo indice quedo paralizado
me acorde de una vieja mina
la loca siempre me decia
no importa la accion sino la reaccion
a tres milimetros de volarme la gorra
entendi que ella me la habia volado primero

 

Comentarios1

  • Dulce

    La vieja mina tenía razón, me gustó la espontaneidad de tu escrito, saludos



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.