Julian Emanuel Rodriguez

libélula azul, tu has creado al monje

Ella

se acerca

y susurra a mis odios

como la musa en primavera.

En mis tiempos de lata,

nada me corroìa ,salvo ella.

su càndida luz rompía mis moldes

liberaba el contenido desbaratando el continente

pero en tu lejanía  

las sombras se apoderan de mi

y me arrastran por el umbral

donde posan los espectros.

 

Oh, càndida luz ,

en tu recuerdo

habita el monje

y este desierto florece raudamente,

en tu recuerdo el monje,

libélula azul,

acobija el dulzor

de las guirnaldas de otoño



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.