Nereida Villarroel

LABRIEGO DE MI AMOR

En la proximidad de mi otoño

tus ojos desnudaron mi inmensa primavera.

Tu mirada… tu mirada,

territorio pleno de flores multicolores,

quedó atrapada en mi lluvia de deseos….

 

Tus manos, pequeñas e inquietas,

siembran de poemas

los surcos que ya dibujan mi rostro…

y tus besos, adorables y fértiles besos,

 van impregnando despacio

mis sedientos y desesperados labios

 

Tus besos de gloria, tus besos de vida,

 tus besos de amor….

 

¡No dejes de mirarme, no dejes de tocarme,

 no dejes de besarme!

 

Labriego de mi amor,

cultiva mi cuerpo con tu pasión desbordada…

Esparce tus semillas de luz

y de placer en mi vientre anhelante.

 

Haz que retoñen  mis  esperanzas

ya casi marchitas sin ti…..

Riega con tu manantial de besos

la estéril campiña de mi alma

 

Destierra con tus fecundas y mágicas palabras

el terrible miedo que tengo de perderte…

 

No me arranques de ti…porque me muero

 

Comentarios2

  • Argalius

    ¡Bravísimo!
    Simplemente hermoso, es todo un placer leerte.
    Espero que sigas escribiendo, pues esto es magnífico.
    Saludos a la distancia.

    • Nereida Villarroel

      Muchisimas gracias por tu generoso y estimulante comentario Argalius. Haré mi mejor esfuerzo por mantenerme en esta linea de publicaciones. Mi afectuoso saludo!

    • orlando balbas

      y no puede ser mejor. eres mi poeta preferida desde hoy.
      Escribe y escribe, tienes gran numen poetico.

      • Nereida Villarroel

        Qué honor!!..Gracias Orlando. Procuraré no defraudarte. Será difícil aproximarme al espectro de tu maravillosa, sensible y prolifica inspiración, pero lo intentaré. Recibe mi cariño y admiración.❤️



      Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.