Azz

Perjuicio contra mí mismo

Y mi subconsciente no evitaba pensar lo que me temía,

Eran solo inquietudes de un muchacho;

Alguien que cree elevarse cada tanto.

 

¿Cómo justificar al confesar tus más oscuros vicios

Al cura de la iglesia?

Que no se preocupe, no más.

hora de buscarse una solución eficaz.

 

Alguien suele pensar eso también, pensé.

 

Pero luego están los costos de oportunidad

Que con cualquier decisión que tome

Siempre pierdo algo igual

 

No puedo comprar tiempo, pensé.

 

A veces mi mente inconsciente

Se cambia, revela y des controla

Dependiendo que tome, Inhale o esnife.

Y si me encuentro boca arriba

Impotente con un rifle

Al frente de esta noche infinita.

 ¿Se aclararía mi mente finita?

 

Sólo me pregunte:

¿Quién me pensó?

 

Es imaginarme como Él

Tendría un parecido conmigo mismo

Conociéndome cada día,

Nada de ilusiones ni charlatanerías;

Dios es una experiencia de vida

Pensé. Finalmente.

Dios se muestra al que lo quiere ver,

Y así vuelvo a tener fe en Él.

Comentarios1

  • gmoustaki

    Vena poética que esperamos siga produciendo febrilmente...



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.