Alex Omar Medrano Vasquez

Rosal nocturno

Como un rosal

me regalas tus brotes de ovillos rojos,

de tersas madejas hechas de pétalos,

como milagros generados en tus finas ramas,

las sólidas y lineales prolongaciones de tu corazón.

Tienes espinas, hojas, tallos

que generan vida, que generan maravilla.

Te sujetas fuerte de la tierra

que te sostiene y que engulle tus hojas secas,

restos de los que el paso de los días te va liberando

Tienes sombras,

pero también fuegos,

que rojos brotan al sol como fuentes de vida,

que se hacen de plata a la luz de la luna

como un cardumen de silenciosos peces

Sin saberlo, me albergas entre tus hojas,

curioso polizón que siempre traza

el besar los rojos pétalos de tu boca,

más como una sombra oscura de córnea coraza,

despliega sus alas, y se ahuyenta diciendo

“las rosas duermen y yo estoy demasiado viejo”

Comentarios1

  • Inexistente

    rosal; belleza y espinas; como el amor. la vejez hace a la persona más contemplativa.

    • Alex Omar Medrano Vasquez

      Gracias por su comentario. Inspirado en el descuidado y frondoso rosal que mi madre tiene en su huerto. La percepción del paso del tiempo son por ella que a sus 85 años sigue sorprendiéndome como cuando era niño.



    Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.