Diaz Valero Alejandro José

Coplereando de nuevo

 

Mi abuelita muy risueña

se me llena de tristeza

cuando va cargando leña

arriba de su cabeza.

.

¿Qué pensará la  cayena

cuando te vistes de fiesta

en las parrandas llaneras

adornando tu cabeza?

.

De manera muy discreta

vamos todos  al  fogón

por el olor a manteca

que nos brinda el chicharrón.

.

Dejé tantas piedrecitas

regadas por el camino

a ver si te facilita

el encontrarte conmigo.

.

La luna que nos alumbra

a lo largo del sendero

me da inspiración fecunda

para escribir lo que quiero.

.

Arroz blanco con frijoles

y su carnita guisada

rebosan en los peroles

sobre la estufa apagada.

.

Se rompió mi pantalón

y descosió mi camisa

bajados del tendedor

cuando llegó la llovizna.

.

Qué dirá mi tía Trina

cuando se entere  que yo

me comí la dulce  piña

que guardaba en el tazón.

.

Ese bonito  sombrero

de brillante pelo'e guamo

gran obsequio de mi abuelo,

regalo de cumpleaños.

.

Adiós amigos, me voy,

me voy pero pronto vuelvo,

cambien la cara por Dios

que solo digo hasta luego.

---------------

Autor: Alejandro J. Díaz Valero

Maracaibo, Venezuela.

Comentarios1



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.