Marah

Queta, siempre viva

La muerte ha fracasado en su egoísmo

de acabar para siempre la existencia,

no es del todo recóndito su abismo

cuando airada a un hombre lo silencia.

 

La muerte es un pequeño paroxismo:

un fallo en el rastreo de la ciencia.

¡Oh, el pozo freático de un sismo

que a la tierra ofrece rica esencia!

 

Al tiempo que su adiós aflige y mata

se siente en los pulmones la corriente

del que va en angosta cabalgata;

 

y más si tiene pasos de valiente

sube pronto la gran escalinata

y en una réplica del uno al veinte

 

es el titán presente

que no se muere por su acción cabal

como vemos a Queta en el portal.

 

 

Por la muerte de Gabriela Portal, amiga poetisa del Perú

 

 

Comentarios4

  • alma_28

    Intensidad hay en tus letras
    Hermoso poema..con toques de tristeza

    Un abrazo muy fuerte

    • Marah

      Gracias por tu lectura y amable comentario, un abrazo

    • El Hombre de la Rosa

      La esencia de tu genial poema se viste de blanco son tus hermosas estrofas, estimada poetisa y amiga Marah.
      Un grato placer leer tus versos...
      Un saludo cordial de amistad...
      El Hombre de la Rosa

      • Marah

        Gracias por tu lectura y amable comentario, saludos afectuososo

      • Fabio Robles

        Lindas letras un dolor que aflije pero la inmortalidad en el recuerdo. Un abrazo amiga

        • Marah

          Gracias por tu lectura y amable comentario, un abrazo

        • Amalia Lateano

          Hermoso tu versar. Abrazas con tus letras. Un placer seguir tu mundo de poesía. Inmenso abrazo!!!



        Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.