Walberto Díaz

Jaguar

Sé que usted es jaguar

y durante la oscuridad

me hace su presa.

 

Me ataca

y acaba conmigo.

Empieza con una mordida al cuello.

Luego, sus muslos,

me rompen el esqueleto.

Sus garras me despedazan

y me devora.

 

Sé que usted es jaguar

y cuando cae la noche

con ansias

espero su metamorfosis.  

 

Walberto Díaz

Derechos Reservados ©

Comentarios3



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.