solamente 1

lazos

 

el silencio abraza la habitación

donde el ángel sin alas descansa

y su guardián lo mira desde la puerta parada,

sonríe, recuerda el momento que ese niño lleno su alma

ella y su esposo no podrán tener un ángel propio,

decidieron buscar alguno abandonado

para sanarse entre ellos sus corazones rotos,

pero quién pensaría que ellos, así se enamorarían

uno del otro, se vieron crecer y envejecer

antes el ángel por el nombre los llamaba

después el mama y papa jamás faltaba

no son de sangre esta familia

pero su lazo es más fuerte

porque entre ellos se sanaron las heridas.

Un día el ángel quiso saber porque lo abandonaron

sus guardianes un poco asustados aceptaron

al encontrarla, de esto se enteraron

“yo no podía cuidarte pero sabía que

alguien encuentras, porque yo rezaba por ti todos los días”

“¿si tanto me querias porque me dejaste?

¿si no podía cuidarme porque no me abortaste?

pero yo te doy las gracias

ellos me adoran, yo soy su hijo

de vos no quiero saber nada

no importa las circunstancias

vos me dejaste, ellos me tomaron

entre sus brazos, me cuidaron

me dieron más de lo que pedí”



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.