Lolaila

SOLO

Es oscuridad la noche,
que me mira agazapada en la esquina del dolor.
Y en el hilo de la vida, sangra fuerte,
cruel la herida,
de ese puñal de tu amor.
Color,
es lo que veía en mi mundo,
cuando ciego de pasión,
solo veía con tus ojos,
extraños y mentirosos, solo causaron,
dolor.
¿Perdón?
Quizás si hoy te perdono,
mañana, por el abandono,
vuelva a ser el perdedor.
Solo,
mejor, aún así tranquilo,
a las puertas de un abismo,
del que soy dueño y señor.

 

Comentarios1

  • kavanarudén

    Pude sentir esa soledad amarga.
    Quizás ni el perdón pueda sanar la herida abierta.
    Un abrazo
    Kavi



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.