ramirezte

Perdido Estaba

Apartado me encontraba en las tinieblas
Y cometía toda clase de descaros
No tenía la más mínima idea
De que estaba tan hundido en el pecado.

No gozaba de la vida que tenía
Y en los vicios encontré falso consuelo
Vi mi vida derrumbarse día a día
No tenía esperanza ni remedio.

Yo busqué por todos lados la salida
de los males que me estaban consumiendo
Encontraba soluciones pasajeras
Pero aún seguía mi vida destruyendo.

Una noche cuando decidido estaba
A terminar con mi vida y mi lamento
Escuche aquella voz que susurraba
no entendía que pasaba en el momento

Me detuve y escuchaba entre mi llanto
Esa voz que con dulzura me atraía
Me decía yo te amo y te levanto
Soy Jesus y hoy e venido a darte vida.

De momento sentí un gozo indescriptible
Toda pena y todo afán deje a un lado
Y esa noche entregue todas mis cargas
Ya que nunca me e sentido tan amado.

Hoy soy nueva criatura en jesucristo
Y proclamo lo que el hizo en todos lados
Ya que hay tantos que hoy pasan por lo mismo
No callare pues este a sido mi llamado.

Bianny Ramirez



Para poder comentar y calificar este poema, debes estar registrad@. Regístrate aquí o si ya estás registrad@, logueate aquí.